Asesinan a sacerdote en Ocaña

El hecho ocurrió mientras el sacerdote Luis Alfredo Suárez Salazar bajaba unas cosas de una camioneta quien él mismo contrató para que le hiciera un acarreo, de repente aparecieron unos individuos en una motocicleta que le dispararon a sangre fría frente a su casa, rápidamente se perdieron del lugar mientras el cuerpo quedó tendido en el piso, el conductor de la camioneta quien también estaba presente en el lugar recibió un impacto de bala en el abdomen y fue conducido de inmediato al hospital Emiro Quintero Cañizares de Ocaña.

Los hechos sucedieron alrededor de las cuatro de la tarde en el sector conocido como El Martinete donde viven los padres del sacerdote, y tiene consternados a los habitantes de este municipio. La diócesis de Ocaña y los curas de la región lamentan este hecho quienes no salen del asombro y la profunda tristeza. El padre Luis Alfredo Suárez Salazar, según allegados no tenía ningún tipo de amenazas, era más bien conocido por su don de gentes y colaborador, había participado el sábado en la mañana en la eucaristía de la capilla del agua de la virgen, llevaba quince días en la ciudad visitando a su familia y pertenecía a la Arquidiócesis de Villavicencio donde era capellán en una clínica de la capital del Meta y planeaba regresar en los próximos días.

La policía en Norte de Santander ofrece una recompensa de 20 millones de pesos para quien entregue información sobre los responsables del homicidio.

Anuncios